2 de junio de 2015

¿Otra historia de amor?

Nacieron para encontrarse, sin siquiera saberlo.

Eran blanco y negro.
Eran tuerca y tornillo.
Eran llave y candado.
Poyete y ventana.
Ojos y mirada.
Olor y pituitaria.

Eran complementarios, pero tardaron en descubrirlo.

Eran madrugada y sueños.
Eran pasión y desvelo.
Eran mapamundi  y cartógrafo.
Barco y naúfrago.
Raíz y rama.
Cielo despejado y cúmulonimbo.

Llegaron para compartir tiempo y espacio.

Eran teléfono móvil y cobertura.
Eran armonía y clave de luna.
Eran saliva y sudor.
Hoja en blanco y tinta indeleble.
Marejada y calmachicha.
Hambre y menú del día.

El azar y la noche hicieron bien su trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada